• Dom. May 29th, 2022

Nexo Radial – Tigre – Argentina

El carnaval callejero de Brasil tiñó de ritmos afros la mítica zona tanguera del Abasto

PorNexo Radial

Feb 13, 2022

Las calles del barrio porteño vivieron el anticipo de la alegría del carnaval a través de la agrupación brasileña «Bloco Cordão de Prata», que vestidos de negro, plata y metal bailaron y desfilaron con una banda musical que marcaba el ritmo arriba de un camión. Los feriados de Carnaval serán el lunes 28 de febrero y martes 1° de marzo.Los ritmos afrobrasileños invadieron el sabado las calles porteñas de la zona del Abasto donde unas mil personas bailaron batucadas y samba para festejar y homenajear el «Carnaval da Rua» (carnaval callejero).

El quinto desfile del carnaval callejero efectuado por la agrupación brasileña «Bloco Cordão de Prata» (agrupación Cordón de Plata) recorrió ese mítico barrio tanquero porteño, con sus integrantes entonando cánticos de resistencia y vestidos de negro, plata y metal y una banda musical que marcaba el ritmo arriba de un camión.

Esta agrupación desfiló por primera vez en el 2017 en el mismo barrio donde el sábado volvió a festejar junto a decenas de brasileños migrados a la Ciudad de Buenos Aires.

Encabezada por una banda musical que marcaba el ritmo desde arriba de un camión adornado con trozos de cables, restos de bidones, telas, botellas de plástico y otros elementos reciclados, los bailarines se entremezclaban con el colorido de los trajes y la purpurina y vecinos que saludaban desde los balcones.

Julia Cavalcante, estudiosa de la cultura popular tradicional de Brasil y de la música brasileña de origen africana, es la creadora y directora del «Bloco».

«El objetivo es reproducir lo que es el carnaval callejero y popular de Brasil, que es diferente al carnaval del Sambódromo por donde desfilan las escolas de samba. Si bien comenzó como carnaval callejero, en la actualidad está mercantilizado y no es accesible para todos», relató Cavalcante a Télam.

Los blocos son comparsas de diferentes formatos y muy variados entre sí. «Cambian completamente en las diferentes regiones, incluso en la misma ciudad tienen diferentes y variadas propuestas; algunos traen ritmos de otras regiones y diferentes ritmos musicales», añadió.

Las temáticas van desde un pronunciamiento político a un homenaje a un artista popular, desde a un ritmo de danza hasta a un estilo musical, como así también homenaje al barrio o bloco de diferentes clases desarrollando la temática que quieran.

También «hay de diferentes formatos de producción musical; algunos solo tocan vientos, otras son bandas de guitarras eléctricas o de baterías de percusión que va caminando», indicó la directora.

Julia, que ya trabajaba en Brasil en los carnavales, llegó a Buenos Aires en el 2015, al año siguiente comenzó con las primeras prácticas de ensayo y así fue como a través de un taller de percusión se fue gestando el «Bloco Cordão de Prata» que tiene el nombre en homenaje al río de la Plata.

«Ya había investigado cómo eran acá los carnavales antes de ser prohibidos por la dictadura y noté que en Buenos Aires las comparsas van separadas del público, que solo participa como espectador; en Brasil el público es parte de la fiesta y eso es lo que tratamos de replicar», señaló la directora.Los carnavales fueron prohibidos al comienzo de la dictadura cívico militar en marzo de 1976, eliminado del calendario oficial de festejos y se detuvieron sus manifestaciones callejeras hasta el 2011, cuando durante el gobierno de Cristina Fernandez de Kirchner volvieron a ser declarados feriado nacional.

Los feriados de Carnaval serán este año el lunes 28 de febrero y martes 1° de marzo.

En su manifiesto, Cordão de Prata señala que «el Bloco estuvo todo este tiempo en su Bunker Plateado, resistiendo, produciendo, reinventándose para no sucumbir» y afirma que «este año volvimos tras esta experiencia de adentrarnos en nuestros mundos subjetivos, en un mundo bastante desigual, contemporáneo, capitalista, que es vivo, latente y contradictorio. Convencidos de que conocimientos más naturales, orgánicos y ancestrales son cada vez más necesarios para resistir en el espacio urbano».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.